Freinet y La Salle o dos modelos antagónicos para el docente

Freinet y La Salle o dos modelos antagónicos para el docente

Freinet y La Salle o dos modelos antagónicos para el docente

La obra de Freinet se destaca por el contraste realizado entre autocracia y la libertad, y desde esta dimensión, observa críticamente que el docente puede adquirir, dadas las características particulares de su función, un "espíritu de autócrata que cree crear la vida y dirigir el mundo con su varita sabia" (Freinet, 1994).

En efecto, el papel docente, asumido como el de un director que regula premanentemente la actividad de los alumnos, es conocebido de esta forma como un límite para la libertad del educando y, por consiguiente, en un obstáculo para el aprendizaje. Claramente se observa que esta perspectiva se contrapone notablemente con el rol del maestro de acuerdo a La Salle, puesto que supone que éste ha de ser responsable por su propios alumnos

Para la pedagogía lasellana, el papel del educador, tendrá como objetivo central la "vigilancia", esto es, ejercer un control permanente por sobre el alumnado. Este trabajo, es de una importancia tal que representa más allá de todo un deber moral: el maestro deberá rendir cuenta de sus actos ante Dios.

"El maestro dará cuenta de las almas de sus discípulos. Considerad que la cuenta que habreís de dar a Dios no será de poca monta, pues está relacionada con la salvación enterna de los niños que os ha confiado. El día del juicio respondereís de sus almas tanto como dela vuestra" (La Salle, s/f)

Esta tarea, se llevará acabo mediante una estrategia que caracteriza visiblemente su propuesta pedagógica: el silencio. Es el silencio, será lo que permitirá al profesor, ejercer eficientemente esta función.

La compración entre Freinet y La Salle exhibe así dos criterios contrapuestos. Por un lado, la pedagogía lasellana basada en la importancia de la corrección del error por parte del docente, para lo cual, es necesario desarrollar una estrategia de vigilancia y control y por el otro, el punto de vista de Freinet, favorable a la creacción de una atmósfera que propicie, por el contrario, un espacio en dónde la liberad le permita al alumno aprender de sus propias experiencias, modificando el papel del docente en el proceso de enseñanza aprendizaje.

En otras palabras, en la pedagogía de Freinet, el docente debe revisar su rol protagónico directivo para que la educación traslade su centro al alumno. El maestro es más el creador de un contexto favorable para la enseñanza que el ejecutor necesario: "Dejadles escoger su alimento en el medio rico y favorable que vosotros les prepararéis" (Freinet, 1994).

En efecto, mientras que La Salle recomienda vigilacia permanente: "¿Estáis persuadidos de que teneís tanta obligación de velar sobre vuestros discúpulos durante todo el tiempo que están en la iglesia, como cuando permanecen en la escuela, para impetdir que cometan acción alguna que pueda desagradar a Dios en lo más mínimo?" (La Salle, s/f) Freinet, por el contrario, cuestiona claramente la función de vigilancia: "Compadezco a los educadores que no son más que celadores" (Freinet, 1994).

Efectivamente, de acuerdo al texto, se proyecta la imagen de ideal de un docente como la del que genera un espacio para que el alumno desarrolle sus propias motivaciones. El educador, será el responsable de generar el medio para que este espacio de aprendizaje sea posible: "Guardad en vuestros alumnos el apetito natural. Dejadles escoger su alimento en el medio rico y favorable que vosotros les prepararéis. Entonces seréis educadores." (Freinet, 1994)

De esta forma, el lugar del maestro aparece descripto como el de un profesional cuya importancia reside en el servicio que presta a la organización escolar y de la elaboración de los instrumentos de trabajo, orientando y acompañando al alumno, pero no en el espacio de vigiliancia y del atesoramiento del saber.

Esta prespectiva, contrasta evidentemente, con la administración fuertemente ritualizada de la pedagogía lasalleana.

Por otra parte, el texto de Freinet representa un camino alternativo frente al discurso pedagógico moderno, puesto que, conforme a lo analizado anteriormente, en contraste con la pedagogía de La Salle, se revista el rol de docente, como el lugar del que sabe: "Bajad al maestro de su tarima-pedestal". (Freinet, 1994)

Freinet es, principalmente un maestro hecho de la práctica. A través de una práctica innovadora en el aula, fue creando un instrumento válido para generalizar su conceptos teóricos. Para el autor, en efecto, la pedagogía era una herramienta a través de la cual, era posible transformar a la humanidad. Por lo tanto, no era posible la liberación humana sin una renovación de los sistemas de enseñanza.

Por ello, de alguna manera, del mismo modo que resulta necesario un docente que "conduzca" la simultaneidad, aparece aquí necesario que el alumno participe activamente de la construcción del saber: "Superaréis la atmósfera y el comportamiento del maestro de escuela autoritario para acceder a la nueva filosofía del educador consumado, sembrador de libertad, que forja los constructores de la sociedad fraternal de mañana." (Freinet, 1994)

Entre sus prácticas innovadoras, podemos señalar la reducción de tiempo asignado al tradicional dictado de clases (media hora diaria) y luego la organización del trabajo mediante la planificación diaria y semanal.

En este sentido, la vida de la escuela se proyecta por fuera del espacio escolar y se integra a otros aspectos de la vida comunitaria. Se configurará así un plan de trabajo que se adecuará a cada individuo y a los pequeños grupos. Por ejemplo, sostendrá que la división en "clases", es contraproducente.

Finalmente diremos que Freinet, realiza pues una ruptura con la concepción sujeto-alumno, propuesta por el discruso pedagógico moderno, así también con la educación simultánea (puesto que al considerar las motivaciones individuales del educando, está considerando la heteorgeneidad de la clase) y finalmente, con la institución educativa como un espacio para el disciplinamiento y el encierro.

G.C.

Bibliografía:

LA SALLE, J. B. (s/f), Meditaciones sobre el misterio de la enseñanza

FREINET, C. (1997), "Las grandes etapas educativas", en: "La escuela moderna francesa", Morata, Madrid, pp. 54-103

Búsqueda personalizada
INICIO