Calidad Educativa: Sistemas de Macro Evaluación

Calidad Educativa: Sistemas de Macro Evaluación - La necesaria relación entre estudios “macro” y “mirco”

Calidad Educativa: Sistemas de Macro Evaluación

En una sociedad democrática y participativa, los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a conocer el funcionamiento de un servicio público con es el de la educación. Nadie duda pues, de la conveniencia de hacer una evaluación del sistema educativo. Pero... ¿qué uso se dará de los datos obtenidos?

Instrumentos "Macro"

Estos instrumentos pueden entenderse en un doble sentido:

  1. Proyectos del ámbito internacional o regional: Pueden ofrecer los resultados en forma de datos estadísticos e incluso establecer relaciones macroeconómicas.

  2. Los realizados a partir de una prueba "micro" o "focalizada" pero que fueron aplicadas de manera generalizada a una muestra más o menos amplia con el objeto de captar el estado de la cuestión o realizar análisis de tipo comparativos.

Todo macroestudio debe incluir necesariamente análisis de elementos "micro" y asún así su visión del centro desde su posición externa será tan necesariamente superficial que deberá ser complementado con estudios cualitativos en profundidad.

¿Por qué se demandan este tipo de estudios?

1. Conseguir más información o superar la falta de datos: se entiende que la evaluación es un instrumento que contribuye a un mayor conocimiento y diagnóstico de los sistemas educativos.

2. Tomar decisiones, orientar la política y conducir los procesos de cambio.: EL "Pilotaje" o "Stering" tendría por misión determinar cuál es la política más adecuada, sin embargo hay quienes afirman que en realidad, lo que se pretende es justificar la distribución de los fondos.

3. Rendir cuentas y valorar los resultados

4. Mejorar el funcionamiento de los centros

La necesaria relación entre estudios "macro" y "mirco"

A medida que un estudio aumenta su amplitud, pierde, necesariamente, profundidad. De este modo, resulta sensato considerar la posibilidad de combinar perspectivas "micro" y "macro":

"Consideramos conveniente, aún a sabiendas de la distinta naturaleza de los datos obtenidos, compaginar procedimientos cuantitativos de análisis de amplias muestras, a través de cuestionarios abiertos, cerrados y semiestructurados, pruebas y tests de capacidades y encuestas abiertas con procedimientos cualitativos de estudios de casos, apoyados en observaciones, entrevistas y triangulaciones con los distintos agentes sociales implicados" (...) "la visión mirco requiere un complemento informativo de la perspectiva macro".

Críticas que se pueden realizar a los estudios macro

Críticas de fondo

  1. Falsa creencia de que la calidad se puede objetivar y apreciar externamente sin conocer los procesos internos

Uno de los supuestos de base que sustentan este tipo de evaluación es considerar cada centro como una unidad y contrastarlo con los demás. No se pueden comparar diferentes colegios porque cada uno es único.

2.Falsa finalidad de las evaluaciones: se usa para justificar en lugar de para mejorar

Angulo señala que se suele decir que se evalúa o bien para ofrecer la información que los gobiernos necesitan para asegurar la eficiencia y eficacia del sistema, o bien para mejora la calidad de la educación a partir de conocer hasta qué punto los objetivos nacionales se están cumpliendo. Pero a su juicio, estas respuestas son simplistas, falsamente neutrales y caen en el juego político de las "necesidades nacionales".

3.Se evalúa "desde arriba" prescindiendo de los implicados

Una evaluación que pretenda ser formativa respecto a un programa en desarrollo, así como informativa con audiencias externas, tiene que desarrollar una relación con el programa que sea colaborativa, crítica y constructiva.

Angulo habla de otro tipo de evaluación al considerar que además de legitimar ciertas políticas educativas y desacreditar otras, la evaluación puede llegar a convertirse en uno de los mecanismos más poderosos de control social y educativo y puede tener además otro sentido e ir orientada hacia el aprendizaje social, la toma de conciencia, la participación, el conocimiento y la responsabilidad de todos y cada uno de los que ayudan, contribuyen y colaboran a la construcción del sistema educativo y de la sociedad en general.

4.Evaluación centrada de los resultados

La demanda de una mauro calidad de la educación es interpretada por la burocracia como una demanda de resultados cuantificables sobre el proceso de enseñanza. Esta presión sentida por los educadores tiende a valorar el producto de la enseñanza más que por el proceso de aprendizaje que pone más énfasis en la técnica que en la creatividad.

  1. Falta de tradición

A diferencia de lo que sucede en otros países occidentales, en España (y Argentina también) no existe una tradición en sistemas evaluativos.

Críticas formales

1.A menudo la evaluación no obedece a expectativas razonables

Puede ser que la evaluación no posee las finalidades de recabar información para orientar políticas y mejorar sistemas educativos sino que a menudo solapadamente intente servir de justificación para ciertos cambios y solo intente acomodarse al sistema económico/laboral del momento.

2.Falta de datos

Depende de diferentes ministerios porque hay diferentes niveles de análisis dado que cada vez se tiende más a la prestación descentralizada de servicios educativos.

  1. Falta de uniformidad en la definición de los indicadores

Para medir un mismo aspecto los sistemas de indicadores nacionales y/o regionales pueden utilizar una fórmula diferente a la que se requiera para las comparaciones internacionales.

  1. Sistemas educativos no unificados

Dada la diferencia de estructuras y servicios educativos dispares, pueden no coincidir las etapas educativas lo cual conlleva importantes dificultades a la hora de comparar y homogeneizar datos.

(Continúa - artículo en preparación)

 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad